India: no solo un sari

La industria de Bollywood, la influencia de la globalización y mercados externos, han hecho a India un ejemplo de cómo la tradición y la modernidad  dan pie a una reinvención única en el mundo de la moda.

Shahrukh Khan

Shahrukh Khan

El nombre de Shahrukh Khan o de Manish Malhotra no tienen mayor recordación en un país como Colombia, pero los hechos alrededor del mundo  hablan de otra cosa: El primero es el rey de la multimillonaria industria del cine indio, Bollywood, que tiene mas espectadores y películas de lo que podría producir su contraparte estadounidense. Con un sueldo más alto que el de cualquier presidente del continente americano,  Shahrukh Khan,  para los estándares occidentales, no encajaría en el estereotipo de sex symbol ,o incluso, de fashion symbol. Pero en el país de cien naciones y lenguas, mil religiones y dos millones de dioses, como diría Mark Twain, este actor, productor y bailarín, es el epítome de la elegancia masculina.

Lo mismo se puede decir de Manish Malhotra en el campo del diseño de modas. El costurero indio  es el que ha engalanado a las actrices mas representativas de esta industria, encabezadas por  la belleza india  mas conocida en el mundo occidental, Aishwarya Rai, y que ha hecho de las vestimentas y la artesanía tradicional de este país, una de las mas ricas y complejas del mundo, una propuesta contemporánea, versátil y atractiva para las fashionistas de todo el mundo.

Manish Malhotra reinventa el sari y los trajes tradicionales dotándolos de nuevas siluetas y colores.

Manish Malhotra reinventa el sari y los trajes tradicionales dotándolos de nuevas siluetas y colores.

Malhotra  y Khan representan lo que es hoy la India en cuestiones de moda, imagen y estilo: Una combinación exquisita entre modernidad y tradición. Lo mas representativo de la identidad de este país con milenios de historia, se combina con todos los elementos del sistema-moda y el star system de occidente para recrear, a su manera, su propia visión como industria.

Es decir, India es de los pocos países con industria cultural, tal y como los países de Asia Oriental, que supo aprovechar todo lo que brindaba Occidente, y lo hizo a su propio modo: Respetando la tradición, pero dándole un aire nuevo. India se da el lujo de tener sus propios premios en la industria, como el Filmfare, sus propias revistas, y también su propia edición de la Revista Vogue en versión masculina y femenina.  Sus propios eventos de moda, como el Lakmé Fashion Week.  En este evento, grandes talentos deslumbran por su reinvención de sus prendas autóctonas, dándoles un toque vanguardista y elegante (los nuevos talentos de Lakme Fashion Week, aquí).

Manish Malhotra , entre otros diseñadores, han hecho que el sari, la prenda representativa de la mujer en India,  el salwar kameez  y kurti, (vean abajo el glosario de prendas de la India), se han visto revestidos de otras variantes.

Indo- Western Style

anita-dongre

Diseño de Sari

Las mujeres jóvenes en India no visten todas con sari, de los que diseñadores como Anita Dongre , e Isha y Nitin Kartikeya ,  entre muchos otros han creado bellísimas variantes para toda ocasión. El salwar kameez, el conjunto tradicional y uni-sex de los países del Indostán, se ha revestido de nuevas formas a través del diseño Indo Western. Los cuellos halter, y otros diseños occidentales son comunes en el top, así como la longitud de la ropa. Los cortes occidentales son impresos a las prendas tradicionales, y en algunas propuestas como las de los diseñadores ,  las ropas occidentales se revisten de los modelos indios, o de sus texturas.

Un vestido con patrones de bordado indios, de Isha e Inti Kartikeya, y una túnica dorada de estilo Indo-Western son la prueba de que India combina creativamente su tradición estilística con los modelos occidentales.

isha-golden-silk

Por supuesto, esto va mas allá de lo “étnico”, término muy facilista que se emplea en Occidente para determinar lo propio de cualquier cultura que vaya mas allá del fashion- system de las grandes capitales. India es un país con una arraigada tradición cultural, que hizo un buen negocio en Internet con sus propuestas de moda . En la web, en páginas como CBBazar  o Goodbells  y en los países anglosajones (buenos receptores de inmigrantes indios en el pasado) se puede encontrar un buen kurti con unos leggings, o uno de gamuza con siluetas innovadoras. Incluso, cholis  con estampados contemporáneos, que hace un rato estuvieron en auge.

El encanto de Bollywood

Aishwarya Rai como la cortesana Umrao Jaan (2006)

Aishwarya Rai como la cortesana Umrao Jaan (2006)

Hablar de Bollywood  es diferente a hablar de India en su totalidad, pero si de lo que representa. Porque Bollywood, aunque si bien vende en sus películas una imagen idílica del país, es obvio que lo que se escucha y se ve es diferente. El espectador occidental educado a duras penas se quedó con la dureza de  Slumdog Millionaire, por decir algo. Sabe que India es un país de contrastes, un país con creciente clase media que obviamente, como en todos, está alejado de lo mas vanguardista del sistema- moda, y que sigue vistiendo con los estilos tradicionales, o con lo que el diseño para grandes superficies puede ofrecer.  Pero Bollywood no está para mostrar eso.

Bollywood, en la moda, es como la Revista Vogue: La marca donde la aspiración en su estado mas alto, donde los objetos de deseo,  en su status mas elevado, son una realidad. En el caso de Bollywood, podemos ver dos variantes: La creciente adaptación al sistema- moda occidental, sobre todo en sus films de vida cotidiana y de acción (donde se ven las propuestas mas interesante, como la famosa ‘Dhoom’) , y la ostentación, en todo su esplendor, de lo indio. Los saris, los kurtis, aquí no son solo prendas que visten las mujeres. En las películas dan un concepto de fabulación, de leyenda. De la fantasía que se quiere proyectar.

Esto es muy común en las películas de género ‘Massala’, donde se combinan las coreografías, famosas por su complejidad y longitud, y donde también se sitúa la realidad con la fantasía. También en las películas que han servido para contar la historia de India, como la famosa  Yoda Akbar (2007), que cuenta la historia del emperador que mandó a construir el Tah-Mahal, (protagonizada por Aishwarya Rai y Hrtihkh Roshan), o sus costumbres, tan arraigadas aún, como la multipremiada y famosísima  Devdas (2002). Quisiera ahondar en esta última película, al ser un ejemplo, sobre todo en su escenografía y vestuario (y fotografía), de lo que ha hecho Bollywood con la moda y la identidad.

Madhuri Dixit y Aishwarya Rai en ‘Devdas’ (2002)

Madhuri Dixit y Aishwarya Rai en ‘Devdas’ (2002)

En la coreografía central, la cortesana  Chandramukni, (Madhuri Dixit), y Paro, la mujer adinerada, (Aishwarya Rai), bailan juntas al encontrarse y hacer una amistad. Tienen en común el hombre amado, Devdas (Shahrukh Khan).  Las dos ostentan las mismas ropas, a pesar de diferenciarse en su clase social. La ostentación y elaboración de los peinados, los saris, y las joyas, son idénticas en la cortesana que en la mujer rica. En toda la película, aunque Madhuri Dixit sea una cortesana de alto nivel, sus saris son tan finos como los de la Rai, y también muestran con orgullo, sobre todo, su condición de mujer dignificada, a pesar de la jerarquía patriarcal. Los saris aquí les dan una identidad, la de mujer india (así sea múltiple en la actualidad), que se define por la tradición. Eso sucede en muchas películas, donde el vestuario, finamente elaborado, interpretado siempre de forma distinta, da a la mujer India en Bollywood un complemento a su belleza, su propia definición. La que siempre la ha caracterizado en su cultura.

Con los hombres no sucede tanto lo mismo, aunque sea encantador verlos en sus trajes tradicionales. Cuando una mujer en una historia de toque moderno, o de acción, muestra su sensualidad o su poder al modo occidental, un modo bastante comercial.  A los hombres los reviste de poder, tanto la representación moderna como la que cuenta la historia de su identidad. Aamir Khan hizo lo propio con La Balada de Mangal Pandey’, en su casaca roja, al contar la historia del cipayo rebelde, ejecutado por los ingleses, y también en ‘Lagaan’ donde el aspecto de campesino sucio, casi hecho con patchwork, contrastaba con la imagen inglesa tradicional del periodo colonial. En la época moderna, hay muchos ejemplos: en las tres partes de Dhoom, los hombres confirman y afirman toda su masculinidad, en Ra One, Shahrukh Khan trata de ponerse a tono con la estética futurista y sobria del superhéroe. La mujer puede ser poder, pero es sensualidad, el hombre siempre es poder. Aunque hay excepciones, claro.

Shahrukh Khan en 'Ra One' (2011)

Shahrukh Khan en ‘Ra One’ (2011)

Bollywood supo imponerse con identidad. Rescatando todo lo que hacía a la India atractiva, no solo para los occidentales en los 60, sino para todas las culturas, y lo contó  de múltiples maneras, teniendo siempre como guía su relato de país.  Y visual y estilísticamente, sobre todo en moda, creó de la tradición un ejemplo de estilo. Así mismo, tuvo la habilidad de mezclarse con un país que apenas se independizó, y se convirtió en potencia emergente, estableció su propio sistema de manera única.

Por todo esto, la India es un país que hizo de su sistema- moda, una propuesta para quien se atreva a explorar otras culturas, y crear estilos individuales y colectivos que van mas allá de un sari, un cliché, pero a la vez el símbolo mas poderoso de una nación que supo reinterpretarlo a los nuevos tiempos y para sí mismo.

GLOSARIO PARA ADENTRARSE EN LA MODA DE  INDIA

Salwaar Kameez: Es un conjunto de pantalón y camisa larga unisex. El salwar es un pantalón suelto, y las piernas son anchas en la parte superior, aunque hay estilos que varían. El kameez es una camisa larga, como una túnica que llega a la mitad del muslo.  Las mujeres acompañan este outfit con una dupatta, o velo en el cuello.

La actriz Rani Mukherjee en una versión tradicional del Salwar Kameez.

La actriz Rani Mukherjee en una versión tradicional del Salwar Kameez.

Sari: El vestido tradicional que usan las mujeres en el subcontinente indio.

Saris, por Manish Malhotra

Saris, por Manish Malhotra

Choli: Es una blusa con cuello descubierto y semi- descubierta en la espalda, que va arriba del ombligo. También se presenta en diversas variantes.

Lehenga: Falda larga, vaporosa, pero hecha en diversos materiales, que acompaña al choli en conjunto.

Choli y Lehenga de alta costura, por Ghagra Choli.

Choli y Lehenga de alta costura, por Ghagra Choli.

Kurti: Túnica femenina que cubre el muslo y también va acompañada de una dupatta.  También se presenta en varias variantes, sobre todo en el estilo indo-western.

kurti

Sherwani: Parece un abrigo largo, pero no lo es, es un traje que caracteriza a la aristocracia musulmana e India. Es el traje nacional masculino pakistaní. Su variante india es el Achkan.

Saif Ali Khan en un sherwani para la película 'Kal Hoo Na Hoo'

Saif Ali Khan en un sherwani para la película ‘Kal Hoo Na Hoo’

Kurta: Es la versión masculina del kurti. Lineas mas simples, anchas y sobrias. Un traje cotidiano.

El actor Salman Khan en una kurta.

El actor Salman Khan en una kurta.

Videos

Do la Re Do La (Devdas, 2002) 

Aquí vemos la exquisitez de la tradición en el vestuario de la India.

3 Comments

Leave a Reply