Dioses discapacitados

Publicado en: The Indian -|Ex¬perience|:

Desde la mitología mesopotámica viene una historia interesante acerca de los seres con discapacidad. Enki creó a los primeros seres humanos y a todos les fueron dadas varias tareas que hacer en la tierra. Esto liberó a los dioses de hacer cualquier tarea y de asumir responsabilidades, ya que podrían pasar todo su tiempo en el ocio. Un día, en un espíritu de juego, después de haber consumido demasiado vino, Ninmah, la diosa dijo que ella podía crear seres humanos imperfectos.

Enki dijo: “Es posible que sean imperfectos pero me voy a asegurar que tengan una tarea para que puedan encajar perfectamente en la sociedad humana.” Para probar a Enki, Ninmah creó un ciego; Enki lo convirtió en un músico. Ninmah hizo un hombre sin manos, Enki lo convirtió en espía para que le dijera al rey todo lo que veia. Ninmah hizo un hombre que no podía hablar, Enki hizo que le diera una baño al rey en silencio, algo que le sirvió como un respiro de las charlas y habladurias del palacio.

Ninmah creó una mujer estéril; Enki la convirtió en una cortesana. Ninmah creó un ser asexuado, Enki lo convirtió en el custodio del harén del rey. Ninmah finalmente se dió por vencida al darse cuenta de que Enki podría convertir cada situación de desventaja en una ventaja.

La mitología hindú también se refiere a los seres discapacitados. Krishna es descrito como la belleza personificada. Sin embargo, su imagen como Jagannath (Señor del Universo) en sitios como en Puri, Orissa (India), es bastante deforme. No tiene las manos o la cara. Los labios y la nariz están pintados. Los ojos no tienen párpados. Y no hay oídos. A menudo, durante las fiestas, se le colocan miembros artificiales de oro a la deidad para que pueda completarse.

La historia cuenta que cuando se estaba tallando la imagen, el escultor había pedido al rey no abrir la puerta hasta que se completara el trabajo. Pero el rey lo hizo, al no escuchar los sonidos de la madera que se tallaba y se pulia. Así, el ídolo quedó incompleto.

En canciones devocionales, el carácter incompleto del ídolo de Jagannath aparece con mucha frecuencia. ¿Hay un significado más profundo a lo incompleto que luce el Jagannath? ¿Encarna el Jagannath a una persona con discapacidad para recordarle a los seres “capacitados” que no debemos perder de vista a los que son diferentes a nosotros? ¿Expresa la esencia de lo incompleto y la imperfección de todas las cosas que nos rodean?

En los Puranas, se nos dice que Vinata, esposa de Kashyapa, una vez puso dos huevos. Ellos no empollaron durante mucho tiempo. Impaciente, rompió uno de los huevos.

El niño que surgió estaba incompleto – su mitad inferior estaba malformada, y no tenia piernas ni genitales. Este niño llegó a ser conocido como Aruna, el dios de la madrugada y se le dio un lugar en el panteón de los dioses hindúes como el auriga del dios sol – o aura del sol. Debido a que la mitad inferior de Aruna está mal formado, siempre hay preguntas en torno a si el dios es hombre o mujer.

En los textos védicos antiguos, el dios de la aurora, se le describe como una mujer, Ushas. Incompleta o no, este niño discapacitado de género ambiguo se le da un lugar en el cielo. Pero en el Mahabharata vemos a una sociedad muy diferente.

Un hombre con una enfermedad de la piel, el hermano mayor de Shantanu, Balhika, no se le permite ser rey. Más tarde, Dhritarashtra, un ciego tampoco se le permite ser rey. Se nos dice, que esto era porque los reyes tenían que ser completos. Incluso, cuando Pandu es maldecido con que no va a ser capaz de engendrar un hijo, también renuncia al trono voluntariamente.

Todo esto demuestra quizás un malestar cada vez mayor con la discapacidad, una sociedad que no sabe cómo hacer o crear espacios para aquellos que encuentran no aptos. En la selva, un animal con discapacidad se muere en el acto. El resto de su rebaño o manada no se detiene para guardarlo. La selva no se preocupa por los no aptos.

Cuando los seres humanos se comportan de manera similar, es una indicación de que no somos diferentes de los animales – que todavía no hemos abrazado nuestra humanidad y no nos hemos civilizado. ¿Por qué rechazamos las personas con discapacidades? ¿Por qué queremos aislarlos? ¿Por qué no queremos que se vean en medio de nosotros? ¿Es que nos asustan por su dependencia? ¿Su demanda de empatía nos agota? Tal vez las historias de Dhritarashtra y Aruna y la imagen de Jagannath pretenden hacernos reflexionar sobre estas preguntas y nuestras actitudes hacia las personas con discapacidad.

Muchas empresas se preguntan si su estructura de organización conscientemente deja espacio para las personas con discapacidad. Esto no se ve como un acto de caridad, o de responsabilidad social corporativa. Esto es visto como una palanca de negocio que se suma a la ventaja competitiva y es una propuesta viable que contribuye al balance. Se trata de hacer un análisis FODA para mirar a las personas con discapacidad como capaces de una forma ‘diferente’.

Así que hay puestos de trabajo en los sectores manufacturero y de servicios que pueden hacer mejor las personas ciegas que no pueden permitirse el lujo de cometer errores o personas con problemas que pueden manejar trabajos en espacios con la contaminación acústica alta, o las personas con autismo que necesitan muy poca formación auditiva y pueden hacer trabajos repetitivos durante largos períodos sin aburrirse. Esto sólo puede suceder cuando las corporaciones se ven a sí mismas como contribuyentes a la sociedad en su conjunto.

Escrito e ilustrado por Devdutt Pattanaik. Traducido por CristhianSG. Reproducido con permiso del autor. Publicado en Economic Times 31 Enero 2014.

Leave a Reply